14.5.17

ALL YOU NEED IS LOVE



Parece que esto viene con panquequeada pero no. ¿Por qué? Porque vengo a hablar de Love. Sí, Love. La misma serie que destrocé en su primera temporada. ¿Dónde? ¡Acá! De hecho, para mi, fue la peor serie que vi en el 2016. Así de mucho no me gustó. Todo lo que puedo llegar a decir acerca de la primera parte lo pueden leer en el link que les acabo de dejar así que vamos a lo que nos compete. 


Últimamente me está pasando que, como si fuera una especie de TOC, no puedo dejar series sin terminar. Y no es que con Love no haya pasado, porque vi toda la primera temporada, pero me ponía nerviosa que haya una segunda y no mirarla. Tenía que seguirla. La postergué todo lo que pude pero esta semana me decidí a darle play y me encontré con algo que me sorprendió.
Desde su estrenos he leído muy malas críticas al respecto, desde gente amateur (como yo) hasta profesionales del medio. Todos hablando de lo lenta y aburrida que venía esta nueva entrega. Algo me decía que iba a disentir, que me iba a gustar. ¡Adiviné!




Creo que un poco la onda de las historias y su continuidad es poder ver cómo van creciendo o madurando los personajes. Pensé en esto como algo lógico pero me acordé de Sex and the city y, si nos ponemos a pensar un poco, el personaje de Carrie Bradshaw no crece nunca. Al menos para mi. Desde la primera hasta la última temporada Carrie es la misma. Creo que también es un poco lo que los espectadores esperábamos. Right? Bueno, al menos a mi me dio igual y en su momento la amé pero con el tiempo me parece lo más "meh" del mundo. En fin. Me fui de tema.
Si algo me gustó esta vez de Love es el cambio de los personajes pero, más que nada, de la historia. 
Ni una sola línea del guión está por qué si. No existe las escenas chicles. Esta vez Love está tan pero tan bien que, aprovechando el episodio donde Gus conoce al papá de Mickey, redondearon el PNT a Uber. Porque es obvio que parte de la serie está garpada con esa publicidad pero llevándote con un diálogo impecable terminan explicándote a la perfección qué es Uber, cómo se usa y para qué sirve. Si tuviera guita, sin dudas, le confiaría mi marca a estos muchachos para que la introduzcan como publicidad. Genios del marketing.


Si bien me pareció bastante: "Es la season finale, pongámosle rosas y todos contentos right now aunque no tenga sentido", sí me pareció bien que el comienzo de esta segunda parte parta exactamente de la última escena de la anterior y que nos demuestren que ese final feliz sí tenía sentido. Recordemos: la primera temporada de Love termina con Mickey yendo a increpar a Gus en una estación de servicio (si no me equivoco es la misma donde se conocieron) y Gus la acepta, a pesar de que en ese momento nos comimos varios episodios donde él de repente cambió de parecer y se convirtió en el villano rechazándola. 
Me gusta cómo Mickey lucha constantemente contra sus demonios y tiende a mandársela una y otra vez pero tomando conciencia de los que está haciendo. Sabiendo que todos, absolutamente todos, los pasos tendrán una consecuencia pero lo intenta. Vive como le sale pero vive. 
Gus por su parte, si bien parece que se convirtió en el perro faldero de Mickey, creo que está muy bien en su papel de acompañante. 
A ver, para mi esta vez la historia es creíble. Por eso me gusta. Y, sin dudas, dejaron los ánimos totalmente alertas para esperar una tercera temporada en la que podremos saber si todo lo que nos vendieron fue humo o, realmente, nos encontramos con una serie de calidad. 

28.4.17

GIRLBOSS



¡Madre mía! Esta serie es tan tan tan mala que no sé ni por donde comenzar a criticarla. 
Ni bien supe de la existencia de Girlboss estuve atenta porque, más o menos, conocía la historia y me pareció que iba a estar buena. ¡No! 


¿De qué va? Girlboss es una serie realizada por Netflix y cuenta la historia previa de Sophia Amoruso a convertirse en una exitosa vendedora de ropa vintage de manera online. Cómo fue creando su negocio y por circunstancias por las que tuvo que pasar para llegar a cumplir sus objetivos.


Con ese gancho tenemos entre manos una serie con una temática interesante. Sobre todo para los que estamos en el mundo del emprendimiento está bueno sentarse a ver algo sobre la experiencia de los demás que puede ayudarte para cuestiones que tienen que ver con tu propia vida laboral. 
Permítanme decirles que, a lo largo de doce episodios, del mundo de emprendimientos vemos muy pocos. Lo que le sobra de tiempo a esta serie es INCREÍBLE. A medida que arranca la historia se convierte en un chicle que no deja de estirar. Tiene muchísimos momentos relleno. Me atrevería a decir que un 75% del contenido. Si se le puede llamar contenido. 
Para que se den una idea, uno de los episodios trata pura y exclusivamente sobre un problema con su mejor amiga. ¿Cuál es el GRAN problema? Que Sophia decide sacarla de la lista de sus ocho favoritos de MySpace. O SEA. El nivel de estupidez. 
Confieso que he adelantado episodios y los convertía en una duración de diez minutos. 
Si me preguntaran qué fue lo que me gustó de Girlboss diría que el soundtrack. Todo lo demás es para el olvido. 

20.4.17

PLEASE LIKE ME


Así como te digo una cosa te digo otra. Siempre repito que, para criticar algo, me tomo el tiempo para ver ese algo en su totalidad. Me pasó con Love... al tercer episodio me parecía una bazofia pero esperé a terminar la primera temporada para criticarla. Esta vez me adelanté y antes de terminar la serie dije esto sobre Please like me:

Y la rematé con esto:

Voy a decir algo que nunca dije (?) (nunca dije porque, generalmente, no me pasa de cambiar de opinión al ver X cantidad de episodios de una serie): ¡ME RETRACTO!



 Anoche terminé de ver la serie completa y, ¿por qué me retracto? Porque me pareció genial. ¡Y sí! PERO  así y todo no dejo de pensar que el personaje principal, Josh, es insoportable. Ahora, mi sorpresa... y sí, porque un día no tenía nada que ver y estaba esta serie de la que todos hablaban y le di una chance sin saber de qué se trataba ni quienes eran los actores ni qué hacían de su vida, entonces, desconocía totalmente que Josh era quien escribió toda la serie (aunque en los títulos lo dice). Cuando terminé todas las temporadas me puse a googlear acerca de todos y descubrí una carta en la que Josh Thomas decía que la cuarta temporada era la última de Please like me, que le parecía que la historia estaba completa y que, además, ya había mostrado mucho de su vida privada a medida que avanzó la historia. O sea que nos encontramos con una serie autobiográfica. De hecho, así la definían en algunos portales.



¿De qué va? A Josh lo deja Claire, su novia, al darse cuenta de que él es gay y decide proponerle ser mejores amigos así él puede comenzar a salir con chicos. A partir de ahí comenzamos a ver la vida romántica de Josh y la interacción con su círculo cercano.


Lo primero que se me viene a la mente cuando pienso en Please like me es si una serie como esta podría realizarse en Argentina. Para mi la respuesta es no. ¿Por qué? Porque PLM toca temas que acá que no se podrían tocar, al menos por el momento. Y viendo el panorama me atravería a decir que nunca. Pero ojalá me equivoque. ¿De qué hablo? Del aborto, por ejemplo. 
A medida que avanza la serie nos encontramos con trastornos mentales de parte de la madre del protagonista, de una amiga de la madre y de uno de sus novios. Con su ex pidiéndole que la acompañe a hacerse un aborto. Con una relación abierta con uno de sus novios. Con escenas de sexo.  Con feminismo. Y puedo seguir. Todos, absolutamente todos los temas, muy bien tratados desde el humor. 
Aún así sigo sosteniendo que el personaje principal es insoportable en su totalidad pero valen muchísimo la pena las historias que lo rodean. 
Por momentos, Please like me, me hizo sentir que se puede vivir en un mundo ideal. Y cuando hablo de mundo no hablo de EL MUNDO sino de tu mundo. Como podes salirte de la norma sin la necesidad de hacer bandera de una pose "soy distinto". No sé si me entiendo. Por muchos momentos me dio ganas de vivir ahí con ellos, ser su amiga. Por otros de mostrarles la serie a algunas personas y decirles: "¡Ves!  De esta manera de ser te estaba hablando".
Y bueno amigos, una a veces se puede apresurar. Yo me apresuré y mal juzgué un producto que está realizado y escrito de una manera totalmente (me atrevería a decir) perfecta. Es incorrecta, es linda, es romántica, es dramática, es natural. La recomiendo. 

12.3.17

TRAINSPOTTING 2


Estamos todos de acuerdo que sabíamos desde un principio que nada iba a poder superar Trainspotting 1, ¿no? Ok, sigo.
Creo que, para resumir lo que me pareció esta segunda parte, puedo hacerlo con una línea de diálogo de la uno...



Y si, muchachos. Nada es para siempre, ni siquiera estas dos películas. 

¿De qué va? Renton, luego de estar viviendo en Holanda se separa vuelve a su lugar de origen a reunirse con sus amigos. (No busquen mucho más)




Trainspotting 2 está plagada de escenas forzadas para poder hacer el revival con la uno. Historias que no tienen mucho sentido pero que intentaron generar que volvamos a ver a Renton adelante de un auto riéndose o encontrándose con un inodoro todo sucio en un bar. Creo que, si no se hubieran forzado en lograr ese tipo de escenas la película sería mucho más buena. No es mala. Pero está bien. Desde el minuto uno te deja bien en claro que esta hecha para los fanáticos exclusivamente. Si no viste la uno no la vas a entender. Pero creo que, un poquito fan tenes que ser para entenderla del todo.
Me fui del cine con la sensación de que había visto una buena película pero que, sin dudas, podía seguir viviendo si no se tomaban el tiempo en continuar la historia. 
Trainspotting 2 tiene drogas, frases que te quedan dando vuelta en la mente, música para partirte la cabeza y una fotografía hermosa PERO no tiene escenas jugadas como la uno. No tiene ni una escena que te impacte como nos impactó ver el bebé muerto de Sick Boy caminando por el techo de la habitación de Renton mientras él estaba pasando por un período de abstinencia. Eso, para mi, le resta mil puntos. 
Tengo 31 años y, a esta edad, medio que no me va ni me viene ver  películas de adictos si no tiene contenido (me acaba de pasar con Asthma hace unos días, un film que hizo que sienta que perdí una hora veinte de mi vida en mirar tal nivel de bazofia). 
Escribo esto y pienso: "¿Entonces no me gustó?" ¡Sí, me gustó! Pero por la nostalgia. Porque fue lindo ver por un rato en el ruedo a esos personajes que tanto amé cuando vi por primera vez Trainspotting. Y, además, cuando se estrenó en el 96 yo tenía 11 años. Era imposible saber de la existencia del film en ese momento y mucho menos tener el honor de verla en cine. Poder hacerlo ahora es una especie de revancha que nos dieron a los treintañeros que la descubrimos en nuestra adolescencia y nos partió el bocho . (?)
Entonces, Trainspotting 2 es una película que, dado el nivel en las imágenes y el poder cuando comienza a sonar el soundtrack vale la pena verla en cine. Ahora, si me preguntás por la historia: birrita, Torrent y sillón de casa. 

14.2.17

FELIZ SAN VALENTIN


La declaración de Louie a Pamela rankea, junto con la de Harry a Sally, como una de las mejores declaraciones de amor del mundo. Voy a celebrar este Día de San Valentin posteándola. Que la disfruten. ❤

“Pamela, I’m in love with you. Yeah, it’s that bad. You’re so beautiful to me. Shut up! Lemme tell you. Let me. Every time I look at your face or even remember it, it wrecks me - and the way you are with me - and you’re just fun and you shit all over me and you make fun of me and you’re real. I don’t have enough time in any day to think about you enough. I feel like I’m going to live a thousand years cause that’s how long it’s gonna take me to have one thought about you which is that I’m crazy about you, Pamela. I don’t wanna be with anybody else. I don’t. I really don’t. I don’t think about women anymore. I think about you. I had a dream the other night that you and I were on a train. We were on this train and you were holding my hand. That’s the whole dream. You were holding my hand and I felt you holding my hand. I woke up and I couldn’t believe it wasn’t real. I’m sick in love with you, Pamela. It’s like a condition. It’s like polio. I feel like I’m gonna die if I can’t be with you. And I can’t be with you. So I’m gonna die - and I don’t care cause I was brought into existence to know you and that’s enough. The idea that you would want me back it’s like greedy.”

7.2.17

THE AFFAIR Y SU GIRO



Hace unos días leí a alguien decir que si escribías algo en base a las opiniones de los demás lo que está haciendo es una crítica de la crítica de los demás. Bueno, no sé si exactamente dijo esto pero es lo que entendí. Entonces me di cuenta que muchas veces escribo cosas acá contándoles que escuché o leí tal cosa sobre lo que la gente opinaba de una película o una serie o lo que sea. 
¿Por qué esta introducción? Porque quiero hablar de The Affair y hablar de esta última temporada me obliga (?) a comentar que me han hecho llegar, amigos que vienen siguiendo esta serie, que esta tercera temporada era un embole. Todos aquellos que no les gustó usaron la misma palabra para describirla: "embole". Me pareció raro. Para mi The Affair es una serie que no baja el nivel jamás, siempre va por más, siempre crece, cómo podía haberse venido en declive. Sólo dos personas me dijeron que nada que ver, que era genial. Esperé a que termine para poder hacer maratón ya que es una de esas cosas que devoro. Hay productos con los que no puedo esperar semana a semana. 
En fin, terminó la semana pasada. Tardé dos días en mirar diez episodios. Así de mucho me gustó.



Hagamos un repaso. The Affair es una serie que comenzó con una trama que iba de un escritor, Noah Solloway, y una camarera, Alison Bailey, que se conocen y comienzan a tener un affair (ejem). De la primera temporada hablé acá. En el medio hubo un caso policial. A medida que avanzó la historia nos hicieron creer que ese caso iba para un lado y cuando quisimos acordar no tenía nada que ver con lo que veníamos pensando. Oh! Cuanto misterio.
La segunda temporada nos centró exclusivamente en el asesinato de Scott, hermano de Cole. El juicio hacia Noah. Y el avance de la relación de la pareja. 
También, en esta segunda entrega pudimos conocer en profundidad a Helen y a Cole. Ellos entraron al campo de juego y pudimos descubrirlos. Nos encontramos con episodios donde pudimos ver la historia desde sus puntas de vistas. 
Si de algo nos sirvió que The Affair siga su rumbo fue para que nos deje en claro que la historia siempre iba a ir por más. Porque esta serie va, viene, gira, se transforma pero jamás pierde el eje y el nivel. Por eso mismo esta tercera temporada no se quedó atrás.





SPOILER! 
La historia arranca tres años después de todo lo ocurrido en la temporada anterior. A mi eso hizo que me perdiera un poco. No me parece que queda claro desde un principio desde donde comienza todo ni por qué todos están tan diferentes.
Ok. The Affair ya me mostró un romance. Lo vivimos. Me desencadenó un asesinato. Ya nos reveló qué fue lo que pasó, cómo se dieron las circunstancias. Me mostró la vida de los engañados y cómo salieron adelante. Nos dejó ver el avance entre Noah Y Alison. Qué pasó después de haber destrozado sus vidas pasadas y armado una nueva juntos. Entonces, ¿qué tenía para mostrarme de nuevo esta serie? La respuesta es: el renacer de la historia. Sobre todo, la reconstrucción de Noah. Que, al fin y al cabo, encerrado en la cárcel fue el que peor la pasó.
Lo que me encantó de esta tercera parte es como de una manera muy sútil nos fueron mostrando la transformación de Noah, de Alison, de Helen y Cole. Cómo pudieron revivir de las llamas cual Ave Fénix y seguir con sus vidas. Haciendo las cosas como le salieron. 
Todos, en un cierto punto, necesitaron destruirse para renacer. Es por eso que esta temporada es la más oscura de todas dentro de toda la oscuridad que venimos viendo desde el comienzo. 
Los diálogos son implecables. Como siempre. Están escritos con una sutileza y delicadeza que roza lo poético. Me encantan. 
Tenemos un nuevo personaje: Juliete. Es profesora en la universidad donde trabaja Noah tras su liberación. Podría haber sido una de las tantas amantes que le vimos pasar en escasos segundos. Pero no, Juliete tomó importancia y nos despachó con un episodio donde pudimos ver la historia desde su punto de vista. Lo que nos deja claro que ella llegó para quedarse 
De principio a fin la trama es redonda. No deja cabos sueltos. Nos explica bien todo lo que necesitábamos saber. Nos incorpora personajes y los coloca de manera tal que no queden dando vueltas en el aire. 
The Affair es perfecta. Tiene amor, drama, suspenso, erotismo. Cada género en el que se mete sabe perfectamente cómo desarrollarlo. 
Ahora lo único que nos resta es esperar. Y vaya si nos dejó un buen final. Porque no tenemos ni la menor idea de lo que puede llegar a tratar la cuarta temporada. Y eso, a mi, me gusta mucho.




Follow by Email